Arras de plata

Las arras de boda, junto con las alianzas, son los dos símbolos que se suelen intercambiar durante una ceremonia nupcial. Pero… ¿por qué nos intercambiamos arras? ¿De dónde viene esa tradición? ¿Cuántas arras son?

La tradición de las arras viene del mismísimo oriente, que las utilizaban como garantía del acuerdo adquirido por el matrimonio. Las arras fueron recogidas por los romanos en su Derecho Romano para reforzar el acuerdo entre la pareja. A partir de ahí, la tradición se extendió por todo el mundo.

El intercambio de arras simbolizan los bienes que van a compartir la pareja en su vida de casados. Es la aceptación de los cónyuges de que nunca falte de nada en su vida compartida. Pero también tenía otros significados, por ejemplo, que el novio entregara las arras a la novia, era un regalo por la virginidad de esta.

Las arras que se entregan son 13, ni una más, ni una menos. ¿Por qué? Pues porque el número 13, además de ser un número que simboliza la buena suerte (si, como leéis, el 13 es símbolo de buena suerte, no todo iba a ser malo), representa los 12 meses del año en el que vais a compartir los bienes, y la que falta, que completa las 13 arras, simboliza la generosidad de compartir con los demás.

Las arras suelen ser de oro y de plata, aunque las más utilizadas siempre son las de plata y la mayoría suelen llevar acuñados personajes bíblicos a ambos lados de las monedas, aunque también se pueden encontrar arras con imágenes de pontífices o reyes.

Una vez que os hayáis decidido por las arras, ya solo os queda elegir quién os las lleva hasta el altar.

Arras de Plata

Arras de plata

 





Categorías

Ofertas